1.8.17

Desarticulado un grupo criminal que estafó más de un millón de euros a entidades bancarias empleando identidades usurpadas

Agentes de la Policía Nacional y de la Policía de la Generalitat-Mossos d'Esquadra han desarticulado un grupo criminal que defraudó más de un millón de euros a entidades bancarias empleando identidades usurpadas. Sólo en los últimos seis meses habrían cometido más de 80 estafas con las que habrían obtenido unos 500.000 euros Para cometer los fraudes utilizaban documentos de identidad extraviados o sustraídos de terceras personas. Han sido detenidas nueve personas y practicados cuatro registros domiciliarios en Barcelona, Sant Cugat del Vallés (Barcelona) y Sant Jaume dels Domenys (Tarragona), que han permitido intervenir 1300 DNI originales extraviados o sustraídos, tarjetas de distinta índole y abundante documentación relacionada con las actividades delictivas.

La operación policial se inicia a partir de las denuncias interpuestas por diversas entidades bancarias, tanto en Cataluña como en el resto del territorio nacional, al haber sido víctimas un elevado número de sus clientes de estafas mediante la usurpación de sus identidades. La coincidencia del modus operandi de las denuncias, la profesionalidad demostrada por los estafadores y su gran movilidad geográfica, originó que se creara un Equipo Conjunto de Investigación integrado por Policía Nacional y Mossos d'Esquadra, y supervisado por la autoridad judicial.


Características similares a los legítimos titulares


Las investigaciones permitieron conocer que los máximos responsables del grupo criminal eran los encargados de conseguir DNI, principalmente extraviados o sustraídos previamente. Tras recabar la información necesaria, un integrante del grupo del mismo sexo, edad y características físicas similares al legítimo titular del documento de identidad empleado se personaba en una sucursal de la entidad bancaria, en cualquier punto del territorio nacional, con la finalidad de hacer reintegros. En otras ocasiones contrataban cuentas corrientes con la identidad usurpada, donde hacían llegar transferencias y otros ingresos. Mediante este método habrían cometido más de 80 estafas y obtenido unos 500.000 euros en poco más de 6 meses. La dilatada actividad durante los últimos 6 años puede haber supuesto un lucro de más de un millón de euros.


La operación conjunta se salda con la práctica de 4 entradas y registros en Barcelona, Sant Cugat del Vallés (Barcelona) y Sant Jaume dels Domenys (Tarragona) en los que se intervinieron 1300 DNI's originales, diferentes tipos de tarjetas, teléfonos móviles, prendas de ropa a modo de disfraz empleadas durante la comisión de las estafas y documentación relacionada con las actividades criminales del grupo, entre todos efectos.


Los nueves detenidos, a quienes se les imputan delitos de usurpación de estado civil, estafa y pertenencia a grupo criminal fueron puestos a disposición de la autoridad judicial correspondiente, quien decretó el ingreso en prisión provisional para dos de ellos y libertad con cargos para el resto.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Els comentaris es moderen tots.